Cómo elegir los mejores esquís

Si estás iniciándote en el mundo de este deporte, quizás hayas pensado en adquirir tus propios esquís. Aunque las pistas de esquí tienen servicio de alquiler de material, lo cierto es que si es un deporte que te gusta y lo pretendes practicar bastante, te puede resultar rentable comprarte tu propio equipamiento. De esta manera, no tienes que andar pendiente de encontrar existencias en la tienda de alquiler que corresponda con el tipo de modalidad que vayas a practicar y tus características personales. Una vez animado a comprar tus propios esquís, quizás necesites un poco de información sobre el tipo de esquís que existen y que más se ajusten a tu modo de esquiar. Esquís hay muchos, pero no todos son los adecuados para cada tipo de pista. Es importante que te asesores bien a la hora de realizar la compra, pues de ella determinará que puedas realizar este deporte de manera correcta, así como tu seguridad.

Tipos de esquís disponibles

La primera cuestión que deberás tener clara a la hora de comprar tu primera equipación, es saber qué tipo de esquí vas a practicar. Existen dos modos básicos de esquiar o tipos de esquí, en función del terreno donde vamos a realizarlo y sus características. El esquí alpino es uno de ellos; el otro es el esquí de montaña. El esquí alpino es aquel que se suele practicar en las pistas de esquí. Se aprovecha la ladera de una montaña para crear calles bien señalizadas, por donde deslizarse de manera descendiente. Es el tipo de esquí por el que suele empezarse cuando la persona no es experta. Es más, la mayoría de la gente aprende a esquiar realizando esquí alpino. El esquí de montaña es más arriesgado, pues se realiza en montaña y se aprovecha los desniveles para añadir más riesgo. En este tipo, no solo se desciende por las llaneras; también se suben los escalones o desniveles que posee la montaña. Aunque existen clubs de esquí que ofrecen esta opción, generalmente está pensada para personas ya iniciadas, que tienen un nivel medio-alto, porque entraña más peligros que el esquí alpino. Como hemos visto, los dos tipos de deporte no son iguales, por lo que no demandan la misma equipación.

Cómo elegir los mejores esquís en función del tipo que vamos a realizar

A la hora de comprar tu primera equipación, deberás tener en cuenta las siguientes características: -Si vas a practicar esquí alpino:
  • Los esquís especialmente destinados para ello son los normales, los que todos tenemos en mente.
  • Existen dos tipos de esquís para practicar esquí alpino: Los estándar o polivalentes, o los de competición. Si estás aprendiendo a esquiar o tienes un nivel medio, será recomendable que adquieras unos esquís polivalentes. Si ya tienes un cierto nivel, podrás atreverte con los esquís de competición.
  • Los esquís de competición ofrecen mayores características que los estándar; nos permiten realizar giros de Gigante o Supergigante.
  • Los esquís estándar o polivalentes también aseguran un buen giro y se deslizan de manera muy efectiva por la nieve, aunque quizás no aportan las mismas características en cuanto a efectividad que los de competición.
  • Una ventaja a la hora de elegir los esquís polivalentes es que pueden servirte para practicar otras modalidades de esquí. Ideal para aquellas personas que están empezando y tienen ganas de ir practicando diferentes modalidades.
  • A la hora de comprarlos, deberás tener en cuenta tu altura y tu peso, pues las fijaciones de los esquís deberán adaptarse a estas características.
-Si vas a practicar esquí de montaña:
  • Los esquís deberán ser diferentes, pues no se esquía de igual manera.
  • Existen tres tipos básicos de esquís para esta modalidad, se diferencian por aquello que deseemos hacer y por la anchura de la tabla. Si nos gustan las bajadas y los saltos, los esquís freeride son los más acertados. Si lo que queremos es subir montañas, los más acertados serán los de competición. Y si lo que queremos es hacerlo todo, los polivalentes nos ayudarán a ello.
  • Si te decides por los freeride, deberás tener en cuenta tu altura y tu peso para elegir los correctos. Cuanto más peso tengas, más anchos deberán ser los patines. Su altura debe de coincidir con la tuya.
  • Si crees que los de competición son los tuyos, deberán medir unos 15 centímetros menos que tú.
  • Los polivalentes deberán medir un poco por debajo que tu cuerpo.
  En los dos tipos de esquí será muy conveniente que adquieras la cinta llamada “piel de foca”, que deberá añadirse al esquí para que solo se pueda deslizar en un sentido. De esta manera, ganamos en seguridad.

A modo de conclusión…

A la hora de elegir el equipamiento para esquiar, en particular los esquís, es muy importante tener en cuenta una serie de características como es el tipo de esquí que queremos practicar y nuestras características personales, entre otras. Eligiendo los esquís adecuados estaremos minimizando los peligros y ganando en seguridad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

GPS y Raquetas de Nieve

Lugares de ensueño en los que esquiar

Esqui de Fondo