¿Vas a esquiar? Prepara tu cuerpo con estas posturas

Antes de iniciar cualquier deporte, es muy importante preparar nuestro cuerpo para ello. El esquí se considera un deporte de invierno, por lo que también necesitará una preparación previa. Existen unos ejercicios que nos permitirán preparar nuestros músculos y articulaciones para lo que viene; realizar movimientos fuertes y rápidos, para lo que la resistencia y el buen estado físico es fundamental. Por ello, resulta muy importante saber que ejercicios podemos hacer momentos antes de iniciar una divertida jornada de esquí.

Ejercicios para calentar antes de iniciar la jornada de esquí

Si hemos practicado esquí alguna vez, estaremos de acuerdo en que se trata de un deporte muy divertido, pero también cansado, que se basa en movimientos rápidos y que demanda una mínima resistencia y forma física. En este tipo de deporte, se trabajan muchos de los músculos que forman nuestras extremidades, pues son los que necesitan trabajar para poder llevar a cabo los movimientos característicos de este deporte. Si nuestros músculos han estado en reposo antes de iniciar el deporte, el cambio de estado puede conllevar problemas musculares. Por ello, se recomienda prepararlos con diferentes estiramientos que le van a aportar el tono, el calor y la flexibilidad necesaria para poder realizar correctamente todos los movimientos en los que se basa el deporte, lo que minimizará el riesgo de producirse desgarros u otros problemas en nuestros músculos. Cada tipo de deporte demanda un determinado tipo de preparación, en función de los músculos que más participan en su realización. Por ello, y teniendo en cuenta que el esquí trabaja los músculos de las extremidades, la preparación para este tipo de deporte pasa por trabajar brazos y piernas. Antes de iniciar los ejercicios, deberemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:
  • El entrenamiento previo es muy recomendado para cualquier tipo de esquí, ya sea esquí alpino o esquí de montaña.
  • Deben realizarse en los momentos previos al inicio de la realización del deporte, sin que existan periodos prolongados de reposo entre el entrenamiento y el inicio de la actividad. Con estas posturas, se pretende poner a tono los músculos, para que la realización del deporte no suponga un problema para ellos.
  • Practicaremos estas posturas con la ropa que vayamos a usar en la práctica del esquí. Debe ser ropa cómoda, que permita los movimientos y que no quede demasiado ajustada.
Veamos que ejercicios podemos hacer antes de iniciar el esquí:

Postura esquad

Esta postura permite trabajar las extremidades inferiores, muy importantes a la hora de realizar esquí. En especial, las zonas que más se trabajan en esta postura son los glúteos, los cuádriceps y los isquiotibiales. Para realizar la postura, nos pondremos de pie, con las piernas ligeramente separadas, con los pies a la altura de los hombros. Vamos a flexionar las rodillas alrededor de 90º, de manera que nuestro tronco ascienda hacia abajo, manteniendo la espalda recta. Volveremos a la posición inicial tras varios segundos. Si acabamos de iniciar este entrenamiento, haremos 3 series de 10 repeticiones cada una. Posteriormente, a medida que vayamos entrenando, podremos aumentarlas.

Postura esquad con adelanto de pierna

Esta postura es muy parecida a la anterior. Se diferencia porque, en esta ocasión, una de las piernas se situará por delante de la otra. Para realizarla, deberemos colocarnos de pie, con la espalda recta, con una de las dos piernas ligeramente más avanzada que la otra. De nuevo, los pies deben estar a la altura de los hombros. Apoyando las manos sobre la cintura, vamos a flexionar las piernas de manera que el cuerpo descienda hacia abajo. La pierna trasera deberá formar un ángulo de 90º. Aunque en esta postura es más difícil mantener el equilibrio, supone un aspecto a trabajar en este entrenamiento. El mantenimiento del equilibrio es básico a la hora de practicar esquí. Del mismo modo que en la postura anterior, trabajamos cuádriceps, isquiotibiales y glúteos. Repetiremos este ejercicio durante 3 series, realizando 10 repeticiones en cada serie.

Ejercicio de zancada lateral

Este ejercicio nos permite trabajar los glúteos, isquiotibiales, cuádriceps, los abductores y aductores. Para realizar la zancada lateral, deberemos colocarnos de pie, de manera que nuestro cuerpo quede recto. Separaremos ligeramente las piernas, situando los pies a la altura de los hombros. El ejercicio se basa en dar una zancada lateral, para lo que usaremos uno de los pies cada vez, sin perder la rigidez de la espalda. Para realizarla, vamos a flexionar ligeramente la pierna que realiza la zancada. Tras un par de segundos, volveremos la pierna a su posición inicial y realizaremos la zancada con la otra. Podremos repetir este ejercicio durante 3 series, realizando 10 zancadas en cada serie. Realizando estas posturas, conseguiremos que nuestros músculos adquieran el tono adecuado para poder realizar el esquí sin problemas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Trucos para que la maleta llegue a casa completa. ¡Que no se pierda nada!

Fin de temporada. ¿Cómo limpiar y guardar el material?